• SF Noticias

Método mamá canguro, ideal para reducir hospitalización del neonato

México. CIENCIAS DE LA SALUD.-

Es necesario que las prácticas en los hospitales permitan una reestructura capaz de adaptarse al Método Mamá Canguro para mejorar la evolución de los pacientes neonatales.

En entrevista exclusiva con Laura Gabriela Ramírez Nava, enfermera especializada en neonatología, habla con El Médico Interactivo México para poner en perspectiva los beneficios del Método Mamá Canguro. Una técnica creada en 1987 en Bogotá, Colombia, que aunque tiene múltiples bondades en el cuidado del neonato, no se aplica adecuadamente en muchos hospitales del país.

México ha disminuido, de forma importante, la tasa de mortalidad neonatal. En 1990, se encontraba en 22.1, mientras que en 2018 se obtuvo una tasa de 7.5. Acorde con un estudio efectuado en el Centro Médico Nacional Siglo XXI, desde 1992 hasta 2007, observaron que la mayor parte de las enfermedades habían reducido su mortalidad y que los patrones epidemiológicos estaban cambiando.

Las principales  causas de mortalidad en los neonatales son de origen obstétrico, por una pobre salud materna, inadecuada atención a la embarazada, mal manejo de complicaciones durante el embarazo y parto, mala higiene durante el parto y en las primeras horas de vida, y ausencia de cuidados del recién nacido.

Método Mamá Canguro.

¿En qué consiste el Método Mamá Canguro?

Es un conjunto de prácticas que tienen el objetivo de convertir a la madre en la principal fuente de cuidados del neonato, empoderándola para satisfacer de manera temprana los requerimientos físicos y emocionales. La práctica más común es retirar al neonato, lo que provoca una desvinculación madre e hijo.

¿Desde cuándo se conoce en Método Mamá Canguro en México?

Aproximadamente desde hace unos 17 años. Se ha utilizado en más de 38 países. Está recomendado por la Organización Mundial de la Salud al descubrir la evidencia de la reducción de la mortalidad neonatal al prevenir hipotermia e infecciones hospitalarias. Así como al promover el aumento de peso mediante la estimulación de la lactancia materna, un tema importante sobre todo cuando se aproxima la Semana Mundial de la Lactancia.

¿Cuáles son los beneficios por el uso de este método?

El principal beneficio es el ahorro de recursos de las instituciones. Por ejemplo de las incubadoras y las fórmulas especiales para el neonato. Lo más importante es que puede reducir la estadía del neonato del promedio de 62 días a 15 días, es decir en más de 24%.

En cuanto al pequeño, ayuda a regular la temperatura corporal puesto que se centra en el contacto piel con piel, reduce infecciones por iatrogenia, hace exitosa la lactancia, disminuye el estrés, promueve la estabilidad cardio-respiratoria y reduce el riesgo de estrés postraumático en la madre al establecer un fuerte vínculo madre e hijo, previene el reflujo y mejora los lapsos de sueño.

¿Cómo estimula el crecimiento del neonato?

Cuando la mamá tiene acceso 24/7 a su bebé, facilita la lactancia en cualquier horario. Se estima que un neonato de incubadora puede incrementar su peso de 17 a 20 gramos diarios. El MMC puede promover un incremento de 22.1 a 27.4 gramos al día.

Pandemia y formación.

¿La pandemia ha afectado la aplicación de este método en los hospitales?

En el caso del Hospital General Dr. Manuel Gea González, hubo una interrupción en su aplicación de casi un año. Recientemente reactivamos esta práctica pues después de una larga observación se determinó que no hay riesgo si los padres o familiares acatan las indicaciones de higiene y limpieza previa antes de poder tocar a sus bebés.

¿Hay educación continua sobre el MMC para el personal de enfermería en México?

Originalmente el curso para aprender esta práctica era únicamente de manera presencial en Bogotá. Sin embargo, así como la pandemia nos limitó en algunas prácticas, también permitió abrir la posibilidad de capacitarnos en línea. Desafortunadamente sólo se acreditará a un integrante del cuerpo de enfermería por cada hospital, que a su vez nos compartirá la actualización. Antes de eso sólo contábamos con la Guía de Práctica Clínica.

A nivel nacional es necesario que las prácticas en los hospitales permitan una reestructura capaz de adaptarse al Método Mamá Canguro. Incluir detalles como sillas cómodas o sillones reclinables y una apertura de la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales de 24 horas, ya que actualmente hay un sistema de 6 a 8 horas diarias en horarios diferidos. Así como una capacitación general de todo el personal, incluyendo a los médicos especialistas y generales.

Por: Rebeca Flores.

Sitio Fuente: El Médico Interactivo